COPYRIGHT©PERU 2012 ALL RIGHT RESERVED. Prohibida su reproducción total o parcial

sábado, 2 de agosto de 2014

MI APRECIACIÓN ACERCA DE LA EXPOSICIÓN ANTOLÓGICA QUE CONMEMORA LOS 30 AÑOS DE LA SALA LUIS MIRÓ QUESADA GARLÁND DE LA MUNICIPALIDAD DE MIRAFLORES.



Teniendo como marco la celebración de su 30 aniversario, La sala Luis Miró Quesada Garland  viene presentando una exposición antológica, la cual ha reunido destacados trabajos en  Pintura, Fotografía, Escultura e Instalación, realizados por artistas que han expuesto anteriormente en dicha galería, quienes  forman parte de la historia de este conocido e importante espacio de arte.


SALA LUIS MIRÓ QUESADA GARLÁND (Miraflores-Lima-Perú, 1984).

Fue fundada por el Crítico de arte Luis Lama, bajo el nombre de “Centro Cultural de la Municipalidad de Miraflores”, cuyo propósito era el de difundir el arte moderno o contemporáneo en una sala sin fines comerciales. La sala abrió sus puertas al público por primera vez, el 17 de Julio de 1984, presentando  una exposición retrospectiva del artista David Herskovitz.  Posteriormente, dicho espacio sería bautizado en honor al arquitecto Luis Miró Quesada Garlánd, quien diseñara el palacio municipal del distrito de Miraflores y asimismo fuera periodista, educador, crítico y promotor de arte moderno; como comentara en algún momento el propio Lama:”Cuando El murió, pensé que el mejor homenaje que podía hacerle a un hombre tan valioso era ponerle su nombre a la Sala. ". El año 2011, el crítico retoma nuevamente su cargo de  director hasta el año 2012. 

En la Actualidad, además de las exposiciones de artes visuales, se han venido llevando a cabo dentro del mismo espacio diversas actividades culturales, tales como: presentaciones de libros, conferencias, proyecciones audiovisuales  y otros eventos.


Para esta exposición antológica se vienen  presentando trabajos de artistas visuales de diversas generaciones, entre ellos: Sandra Gamarra, Gilda Mantilla, Eduardo Tokeshi, Susana Torres, Mariela Agois, Miguel Aguirre, Roberto Huarcaya, Juan Javier Salazar, Fernando La Rosa, entre otros, quienes representan una fracción del arte contemporáneo peruano.  Poseen un arte de carácter coyuntural tanto a nivel político y social. Respecto a esto último, el trabajo que más destaca por tener dicha connotación dentro de la coyuntura en la que se concibió es el del artista  Eduardo Tokeshi, extraído de su serie: “Banderas”, intervención-instalación en la que emplea una bandera real a la cual ha cosido por detrás de la misma, una tela enrrollada  a modo de bulto,  el cual se asemeja a un cuerpo, y de algún modo es un  fiel reflejo de la caótica y violenta década de los ochentas que le tocó vivir  y que plasmó en su obra, haciendo eco de su propia preocupación e  indignación, lo cual se evidencia en buena parte de su producción artística (basada mayormente en instalaciones) a partir de 1985 hasta mediados de la década de los noventas.


Respecto a esta muestra y según uno de los curadores de la exposición: “se decidió dar prioridad a obras que marcaron un hito en la escena local y a aquellas donde hubo un trabajo más claro y definido en la curaduría.”. Sin embargo , se hizo alguna salvedad, con respecto a la obra del legendario fotógrafo Martín Chambi quien, al no pertenecer precisamente a la etapa del arte contemporáneo- teniendo en cuenta la evolución de la fotografía en el arte desde las últimas décadas del siglo XX, hasta el día de Hoy- dicha exposición antológica “Fotografía Peruana”, realizada en 1985, fue muy importante a nivel curatorial, y por lo tanto ha sido considerada(acertadamente)para ser presentada en esta exposición como también, debido a su significado y valor tanto artístico como documental dentro de la historia de la fotografía peruana .

Si bien es cierto, es una buena exposición y las obras hablan por sí mismas, ya sea por el buen dominio de la técnica y su significado, uno de los detalles que llama la atención es la  reducción  del espacio de la sala (En anteriores exposiciones el  espacio  era de una mayor dimensión al utilizado en esta ocasión), pues al tratarse de una exposición antológica, debían haber considerado ampliar el área y mostrar un número mayor de obras, pues habría sido interesante también, apreciar la producción de artistas cuya ausencia  se hace evidente en esta ocasión, y que dieron prestancia a esta sala en su momento.

También cabe mencionar que no consideraron exposiciones colectivas importantes que hicieron de esta sala, un bastión importante en el arte cuya temática se basaba en la defensa de los derechos humanos a principios  de los ochentas. Igualmente en los 90’s se llevaron a cabo muestras importantes las cuales, merecían haber tenido un lugar en esta exhibición, pues dá la impresión de haber tenido muy poco tiempo en la  planificación e investigación, más aún por tratarse de las tres décadas de existencia de esta galería. Debieron además,  emplear infografías para ubicar mejor, el transcurrir del arte y su relación con los acontecimentos históricos de los últimos tiempos al público espectador,  ya que  su disposición es algo confusa. Es un hecho que toda institución cultural, sala o museo debe tener una orientación didáctica e informativa , teniendo en cuenta que en el Perú actual, hay un escaso interés por el arte y la cultura. 

Sin embargo, estas observaciones no mellan en absoluto la calidad de los trabajos expuestos, ni del talento de  los artistas, como tampoco del  propósito de esta  exposición antológica, que se puede definir  como un breve repaso de la historia de la más emblemática sala de arte contemporáneo de  Lima. 

ROSA MARÍA VARGAS R.
Historiadora y Curadora independiente.

Fotografías y diseño: Rosa María Vargas R. © All rights reserved.  
 
NOTA: La muestra continuará  abierta hasta el día 17 de Agosto, en la sala Luis Miró Quesada Garland: Cruce de la avenida  Av. Larco y el Jr. Diez Canseco (espalda de la municipalidad de Miraflores), de martes a domingo, de 11 a.m. a 10 p.m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario