COPYRIGHT©PERU 2012 ALL RIGHT RESERVED. Prohibida su reproducción total o parcial

domingo, 17 de agosto de 2014

MI IMPRESIÓN ACERCA DE LA EXPOSICIÓN ANTOLÓGICA "EL SIGNO Y LA FORMA", DE LA ARTISTA CHARO NORIEGA






























Desde el pasado 7 de agosto del 2014, se viene llevando a cabo la exposición antológica “El signo y la forma”, de  la artista Charo Noriega en la galería “Ccori Wasi”, del Centro Cultural de la Universidad Ricardo Palma. Dicha muestra es el repaso de más de tres décadas  de su destacada trayectoria.

Charo Noriega (Piura, 1957)
Reconocida Artista plástica, con estudios de artes plásticas en la Pontificia Universidad Católica – Lima (1974-75) y en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes - Lima (1976-82). Charo Noriega adquiere notoriedad cuando forma parte del colectivo “E.P.S. Huayco”, a fines de los setentas e inicios de los ochentas, junto a quienes aportó un nuevo concepto de arte peruano: “Pop-art” con proyección social. En este taller-colectivo trabajaría la técnica de la serigrafía y posteriormente estudiaría en París (Francia), xilografía en ADAC, durante los años 1991 y 1992. Radicando y trabajando en dicho país hasta 1995. Su trabajo ha  sido expuesto en las más importantes salas del Perú y en países como Uruguay, Francia y Estados Unidos de América.

Para esta exposición antológica, se han seleccionado una serie de obras que muestran su evolución artística de manera individual. Su primera serie de obras se remonta a  inicios de los 80’s, (1983 aproximadamente), en dichos lienzos, la artista plasmaría escenas de aquella y desconocida realidad andina que ya mostraba indicios de una emergente violencia de grupos subversivos que operaban en las zonas del interior del Perú en aquella década. Noriega trata el tema con mucha sutileza, empleando la pintura como una herramienta de lenguaje con la cual denuncia y  al mismo tiempo pone de manifiesto su preocupación todo ello realizado en un estilo muy cercano al Naif.


En otra serie, que corresponde a su etapa parisina, de mediados de los ochentas, apreciamos que en esa continua búsqueda experimenta con el constructivismo, estilo de líneas simples y geométricas empleando la témpera, el guaché, la xilografía  y el empleo del collage, fusionando la pintura con fragmentos de grabados xilográficos para dicho fín y que nos trae a la memoria a uno de los representantes más importantes de dicha visión artística: el uruguayo Joaquín Torres García(1874- 1949). En dicha etapa también redescubre una estética diferente, de clara reminiscencia prehispánica que encuentra en las muñecas de la cultura Chancay, plasmando en dichos elementos sus sentimientos y emociones al encontrarse de cara a un contexto geográfico e idiomático distinto al que le costó adaptarse en un principio, tal como lo ha confesado la propia Charo Noriega: “Al inicio de mi estancia en París, fue difícil la comunicación porque mi francés era muy básico y no fue tan fácil aprenderlo, especialmente la pronunciación…..me sentía impotente al no poder expresarme  bien en ese idioma, y ese sentir lo  plasmé en la serie de lienzos que realicé por aquel entonces, donde puedes ver que los personajes de éstos lienzos quieren hablar, pero no pueden hacerlo….Así me sentía Yo”.

En otra serie posterior (tras su retorno al Perú, a mediados de los noventas), vemos su inclinación por la abstracción lírica con una paleta más intensa de color creando interesantes texturas y formas circulares que predominan buena parte de su trabajo. En otra serie (a mediados de la década del 2000), comienza a experimentar  con  la parafernalia amazónica como elemento de inspiración.

 También exhibe algunos lienzos de su más reciente exposición individual  “Reflexe / Véhément    Vehemente / Reflejo” que se llevó a cabo en la sala de exposiciones de la fundación “Euroidiomas” (en marzo de este presente año), donde de manera figurativa,  toma como referente el colorido de la flora  del oriente peruano.  Reflejando en ellas, mezcla  de  emociones humanas con dibujos  de la  iconografía amazónica logrando notables resultados.


Resumiendo  sus más de treinta años de labor  artística,  podemos afirmar  que lo más destacado en su producción  es: la precisión en el dibujo, buen manejo de las técnicas pictóricas como también una variada paleta de colores que van desde lo cálido e intenso hasta una paleta monócroma y fría con las cuales, identifica a  cada serie. Existe además, un  denominador común frecuente en cada una de ellas: la retórica de su discurso: Solo basta leer el acertado título de esta exposición antológica: ”el signo y la forma”, para darnos  cuenta de que  éste resume perfectamente la manera como la artista ha empleado el signo y su significado como un código visual entre Ella y  el espectador: cada lienzo posee símbolos o signos, elementos que hallamos en su pintura o grabados a los que la artista les otorga su propio  significado, empleándolos como una herramienta eficaz  de su lenguaje  visual como expresión artística. En su obra se cumple la función  de semiósis, que aplicado al trabajo de Charo Noriega se definiría como un arte  generador  de signos, lo que conlleva a ese proceso natural  de construcción de la  realidad mediante la interpretación del significado del signo que se complementa con la estructura de la forma, bajo los principios de la semejanza,  simetría, proximidad y  continuidad.


Charo Noriega ha representado casi la totalidad de su trabajo artístico, basándose siempre en metáforas y simbolismos con los cuales la artista reproduce sus más profundos sentimientos: preocupación, indignación, melancolía, impotencia pero a la vez un sincero y profundo amor por la vida representando al hombre y a la naturaleza en su contexto. Su nombre ya se ha ganado un lugar dentro de la historia del arte peruano, cuyo trabajo debe ser conocido por  las jóvenes generaciones  quienes  ahora tendrán la oportunidad de hacerlo, pues sería imperdonable perderse esta exposición retrospectiva de uno de los más importantes referentes del arte contemporáneo nacional.

Rosa María Vargas R.
Historiadora, Crítica de Arte y Curadora Independiente.

Fotografías y diseño: Rosa María Vargas R. © All rights reserved. 

  Nota: La artista realizará una visita guiada el día jueves 21 de agosto a las 6:00 p.m.  La exposición seguirá abierta al público hasta el día 31 de agosto del 2014, en la Galería Ccori Wasi, Av. Arequipa 5198, Miraflores. Horario: De lunes a domingo de 11:00 a.m. hasta las 8:00 p.m. .


No hay comentarios:

Publicar un comentario