COPYRIGHT©PERU 2012 ALL RIGHT RESERVED. Prohibida su reproducción total o parcial

martes, 30 de diciembre de 2014

Mi apreciación acerca de la exposición histórica: “YONABARU: 100 AÑOS DE PRESENCIA EN EL PERÚ”, en el Centro Cultura Peruano Japonés



El 13  de Noviembre del 2014, se inauguró en el Centro Cultural Peruano Japonés, una exposición histórica: “YONABARU: 100 AÑOS DE PRESENCIA EN EL PERÚ”, bajo la curaduría de la arquitecta AMI SHIMABUKURO, quien contó con la colaboración  de los descendientes de los primeros inmigrantes de Yonabaru, quienes cedieron material fotográfico, documentos  y  algunos  objetos para llevar a cabo esta exposición.

Esta muestra conmemora  el centenario del arribo  al Perú de los primeros  inmigrantes del pueblo de Yonabaru, una ciudad situada en el distrito de Shimajiri, Prefectura de Okinawa – Japón, quienes arribaron en el buque Anyo Maru en 1914.  Estos inmigrantes vinieron  al Perú bajo un contrato de trabajo agrícola en haciendas del norte de Lima(Chancay-Huaral) y en el sur (Ica). Su estadía en el Perú sería temporal, pues albergaban la esperanza de regresar y continuar su vida en su Yonabaru natal. Sin embargo, los conflictos bélicos que involucraron a Japón los llevaron  a tomar una difícil pero sabia decisión: establecerse definitivamente en el Perú.

Esta presente exposición es un homenaje a aquellos quienes arriesgaron todo y  emigraron  a una tierra desconocida, cuya lengua y costumbres les eran ajenos pero en los que podrían obtener calidad de vida y recursos para su posterior (y para algunos frustrante) retorno al terruño.  Algunos padres  enviaron de regreso a sus hijos a Okinawa por razones de estudio, mientras los mayores se quedaban trabajando en el Perú, sin embargo tras la guerra,  muchos de estos jóvenes Nippo-peruanos no regresarían al terminar, enrolándose en las tropas imperiales. Estas familias recibirían (varias décadas después) condecoraciones póstumas de parte del emperador Hiroito en merito a su  valor demostrado  en combate defendiendo al “imperio del sol naciente”.

Podrán apreciar un interesante archivo de reproducciones fotográficas las cuales nos ilustran  episodios de la vida cotidiana de aquellos inmigrantes y  sus descendientes nacidos en el Perú como también se observan una serie de utensilios de uso diario, documentos, monedas, instrumentos musicales, vestuario, material educativo, además de dos obras artísticas: la primera de Ami Shimabukuru , quien ha realizado un collage fotográfico digital conformado por fotografías de descendientes de Yonabaru en el Perú en distintas etapas de sus vidas, y la segunda: realizada por la artista Sandra Gamarra Heshiki (Lima-Perú, 1972), quien presenta un  lienzo inspirado en la evocación de incompletos recuerdos familiares.

La importancia de esta exposición radica en que recurre a la memoria para  reconstruír  parte de un pasado(no muy lejano) en base a testimonios gráficos y documentación de diversas épocas que nos permite hacer un viaje a un pasado que muchos peruanos desconocen: los usos, costumbres y todo aquello que implique aspectos de su cultura que los "yonabaranchus" trajeron a esta tierra que los acogió y que luego adoptaron como suya. Debemos tener en cuenta que no se trata de  una historia aislada, pues  forma parte también de la Historia del Perú y de ahí  el valor de su significado. Dada su relevancia histórica y bien logrado trabajo, habría sido conveniente que se llevase a cabo en uno de los espacios del Museo de la Inmigración Japonesa al Perú "Carlos Chiyoteru Hiraoka", del Centro Cultural Peruano Japonés dado su valor histórico; sin embargo, la ubicación de esta muestra en el Hall de dicho centro cultural permite una mayor visibilidad y acceso a quienes frecuentan el centro y es una buena oportunidad de conocer ese lado de la historia peruana protagonizada por personas que hicieron “patria” en nuestro suelo y sus herederos aún lo siguen haciendo como Peruanos que son, y esta exposición es una notable prueba de ello.

ROSA MARÍA VARGAS R.
HISTORIADORA, CRÍTICA DE ARTE Y CURADORA INDEPENDIENTE.

Fotografías y diseño: Rosa María Vargas R.

NOTA: Aún tienen tiempo de poder visitar la exposición, la cual estará abierta hasta el día 3 de Enero del 2015 en el Hall del Centro Cultural Peruano –Japonés, Av. Gregorio Escobedo 803, Jesús María, Lima-Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario