COPYRIGHT©PERU 2012 ALL RIGHT RESERVED. Prohibida su reproducción total o parcial

martes, 17 de marzo de 2015

Un breve comentario acerca de la coyuntura artística actual: Los murales del centro de Lima, el alcalde Castañeda y la feria "Art Lima".

Fotografía: Diario La República (versión digital) 
Realmente patético ha sido el ver como el alcalde de Lima, Luis Castañeda ha pretendido "limpiar" su imagen otorgando un auspicio institucional a una feria de arte en Lima y anunciarlo de forma tan oronda ante los medios. Habría sido prudente el abstenerse de hacerlo dada la coyuntura actual. Aunque es cierto que en zonas consideradas patrimonio arquitectónico no se puede modificar ni realizar acabados de ninguna índole(más aún en lo que a arquitectura colonial se refiere), también es cierto que en zonas donde la arquitectura moderna predomina, o peor aún: la falta de ésta (como los muros de grandes dimensiones descuidados y edificios abandonados del Jr, Lampa, Av Tacna y zonas aledañas, los murales eran idóneos y contribuían al ornato de éstas, sin embargo las borró por completo bajo ciertos argumentos nada convincentes e incoherentes. 

La libertad artística se respeta al igual que a los artistas. Una feria importante en nuestro país está casi a punto de cancelarse solo por culpa del Ego de un alcalde, a quien al parecer, le cuesta dilucidar entre el cuidar su imagen ante la opinión pública y la indignación de artistas y personas ligadas al arte que trabajaron duro tanto en sus murales, como quienes iban a participar en esta feria internacional de arte en Lima y comparten el mismo malestar debido a aquella errada decisión de nuestra autoridad edil. Creyó que auspiciando la feria "Art Lima" obtendría con ello la simpatía de trabajadores del arte y del público amante de éste...sin embargo volvió a equivocarse, o mejor dicho: "a meter la Pata" con tan poco inteligente estrategia. Después de la correspondiente aclaración y "deslinde" de los organizadores de la Feria, veamos cuál será el descenlace final de este asunto. También comparto la misma preocupación tratándose de una Feria que contribuye a crear mercado para el arte peruano generando intercambios con otras ferias internacionales, proyección que beneficiaría económicamente tanto a los artistas y a galeristas.

 Sr. Castañeda: No se puede de la noche a la mañana destruir el arte, ser indiferente a éste  y luego pretender convertirse en "quasi promotor" del mismo (léase: doble moral).

 Así mismo,  reitero mi más sincero, respetuoso y solidario saludo a todos Ustedes, artistas del Perú.


ROSA MARÍA VARGAS R.
Historiadora, Crítica de Arte y Curadora Independiente. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario